El Lacio y Viterbo, un itinerario por los feudos papales

Del 11 al 14 de noviembre del 2019

Del 11 al 14 de noviembre del 2019

En este viaje cultural de cuatro días a Italia, las protagonistas serán las encantadoras localidades de la región de Viterbo y de la parte norte del Lacio. Un territorio de una belleza singular donde disfrutaremos de los preciosos paisajes y del patrimonio arquitectónico e histórico de estas poblaciones, además de la exquisita gastronomía italiana.

Bracciano nos recibirá con unas vistas sublimes. Desde el siglo XV, el imponente Castillo Odescalchi con el lago Sabatino de fondo se ha convertido en una de las imágenes más emblemáticas de la región, mientras que los bellos interiores del castillo y sus obras de arte nos dejarán boquiabiertos. Desde aquí pondremos rumbo a Viterbo, una ciudad con un casco antiguo medieval que está considerado uno de los más bonitos de Italia. El Palacio Papal es el principal icono de esta ciudad que sustituyó Roma como sede papal entre los años 1257 y 1281 y que es el escenario donde se celebró el cónclave más largo de la historia, que duró casi tres años. También iremos a la bella catedral románica y la iglesia de Santa María Nuova, una de les más antiguas de la ciudad donde, según la leyenda, predicó Santo Tomás de Aquino.

En las afueras de Viterbo visitaremos la Abadía de San Martino al Cimino, un antiguo monasterio cisterciense gótico, y dos villas que son un gran exponente de la arquitectura renacentista. En Bagnaia visitaremos la Villa Lante, una villa manierista del siglo XVI con unos jardines maravillosos, llenos de fuentes y de esculturas distribuidas n perfecta simetría. Mientras que la construcción más famosa de Caprarola es el Palacio Farnesio, un palacio solemne y elegante que originariamente tenía que ser una fortaleza defensiva.

En este viaje hay dos lugares llenos de magia que seguro que nos cautivarán. El Parque de los Monstruos de Bomarzo es una de les creaciones más sorprendentes del Renacimiento italiano, un parque donde esculturas de monstruos y personajes mitológicos de grandes dimensiones se integran en el paisaje creando un espacio de una mística sorprendente y surrealista. Como si hubiera surgido de un cuento, el pequeño pueblo medieval  de Bagnoregio se erige solitario sobre un risco, rodeado por un mar de montes al horizonte, formando un conjunto muy fotogénico e impresionante.

El punto y final será Sutri, una pequeña localidad con una larga historia, ya que ha sido poblada desde la época de los etruscos. Aquí encontraremos una necrópolis de este período y un anfiteatro completamente excavado en la roca, donde cabían los 7000 habitantes del pueblo. El legado medieval de esta localidad también resulta espectacular y cabe destacar la Concatedral de Santa María de la Asunción y su cripta. Sutri era una parada obligada para todos los emperadores, obispos y figuras eclesiásticas que se dirigían a Roma, y al visitarla, seguro que entenderemos porqué.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Ús de cookies

Aquest web utilitza galetes pròpies i de tercers per optimitzar i adaptar-se a la vostra navegació i preferències, entre altres tasques. Si continueu navegant entendrem que accepteu la nostra política de cookies segueixi el següent enllaç per Més informació política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
Share This