Bután y Nepal, dos países tocando el cielo

Del 1 al 13 de mayo del 2020

Del 1 al 13 de mayo del 2020

Dos pequeños países de gigantes. Además de hallarse a la sombra de la China y la India, dos de los países más grandes del mundo, Nepal y Bután comparten una profunda espiritualidad y una de las maravillas naturales más fascinantes de nuestro mundo: los maravillosos picos del Himalaya. En este viaje cultural en grupo a Bután y Nepal, acompañados por el profesor Francesc Lozano, descubriremos dos países de tradiciones culturales muy diferentes y nos sentiremos privilegiados para contemplar lugares del mundo que pocos afortunados han visitado.

Seguramente cuando pensamos en Nepal, la primera imagen que nos viene a la cabeza es el Everest. Pero este país tiene una larga tradición cultural y un gran vínculo con el budismo, ya que aquí nació Siddharta Gautama. Precisamente, nuestra estancia en  Katmandú podremos visitar el impresionante Templo Swayambhunath, el principal centro de peregrinación budista del mundo, que nos dejará boquiabiertos gracias a su monumental estupa con los ojos de Buda pintados. En cambio, para los hinduistas, el templo más importante es el Templo de Pashupatinath, que destaca por su  estructura de pagoda, sus tejados dorados y sus ghats, que nos harán pensar en Benarés. También visitaremos la plaça Durbar y su precioso Palacio Real, y disfrutaremos de la experiencia de pasear por la ciudad en rickshaw y descubrir el dinámico día a día del mercado local de Tamel.

Fuera de la capital también encontraremos lugares de interés, ya que en el valle de Katmandú hay siete monumentos catalogados Patrimonio de la Humanidad. Nos desplazaremos a Bhadagon para visitar el Palacio Real, con una impresionante Puerta de oro, y la pagoda Nyatapola, de cinco plantas de altura. Además haremos una excursión a Panauti para disfrutar de una gran cantidad de templos.

Al llegar a Bután y ver la belleza de sus paisajes, en seguida nos daremos cuenta de que estamos en un lugar único en el mundo. Un país que mide la Felicidad Nacional Bruta de sus habitantes y al cual los turistas no pueden viajar si no es de forma organizada. Aquí la vida se vive a otro ritmo y, a pesar de la progresiva modernización del país, para los amables habitantes de este reino budista es fundamental preservar su esencia y tradición cultural.

De todas las joyas de Bután, la gran estrella es el monasterio del Nido del Tigre (Taktshang Goemba). A más de 3000 metros de altura sobre el nivel del mar y con montañas de 7000 metros como telón de fondo, este templo construido en lo alto de un risco es la imagen que mejor define la gran espiritualidad que impregna todas las facetas de la vida de los butaneses. Seguro que nos quedaremos sin palabras al contemplarlo. Pero lo más importante del viaje es el camino, así que a lo largo de nuestra ruta por Bután, iremos descubriendo toda la belleza del país. Los paisajes boscosos de las orillas del río Dang y del valle del río Bumthang, con aguas que bajan directamente del Himalaya. La espectacular arquitectura de los dzong, recintos que son a la vez fortaleza y monasterio, y que nos maravillarán por su belleza, como el de Punakha. Y la capital Thimpu, donde viviremos experiencias como visitar un convento de monjes budistas y un centro de formación de artesanos, son algunos de los alicientes de este país lleno de singularidades, que nos dejará huella.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Ús de cookies

Aquest web utilitza galetes pròpies i de tercers per optimitzar i adaptar-se a la vostra navegació i preferències, entre altres tasques. Si continueu navegant entendrem que accepteu la nostra política de cookies segueixi el següent enllaç per Més informació política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
Share This